Si posees una moto, debes saber que su aspecto es muy importante. El lavado de la moto regularmente puede ayudarte a que todas sus partes se conserven en buen estado y te duren mucho más. Aunque puedes optar por llevar tu moto a un lavadero especializado, cuando lo haces por ti mismo además de ahorrarte mucho dinero te resultará una tarea divertida. Si nunca lo has hecho quizás te preguntes, ¿Cómo hacerlo correctamente? Lo primero que debes tener en cuenta es que la limpieza de una moto es muy diferente a la de un coche. A continuación te doy una serie de consejos para hacerte la vida más fácil.

hombre lavando moto custom a presión

Partes de una moto

Antes de aprender a lavar la moto, debes conocer todas sus partes. Esto te ayudará a saber que piezas puedes limpiar y cómo hacerlo. Las partes de una moto son las siguientes:

Acelerador

Esta pieza es la encargada de controlar la velocidad.

Controles

Esta parte de la moto acciona el funcionamiento de los frenos, del acelerador y del embrague delantero y trasero.

Cadena

Se encuentra ubicada en el engranaje de accionamiento. Siempre debe estar bien tensa para evitar que se salga de su sitio.

Espejos retrovisores

Situados en cada uno de los extremos de la parte delantera de la moto. Están ubicados ahí, para ayudar a que el conductor pueda ver hacia atrás y conducir de manera segura.

Chasis

Si comparamos la moto con el cuerpo humano, el chasis sería la columna vertebral de la moto. Es aquí donde se conectan todas las partes. Suele ser de un material resistente como el acero o el aluminio, de tal manera que pueda soportar todo el peso de cada una de las piezas.

Sub-chasis trasero

Muchos suelen llamar a esta parte de la moto, cola de chasis. Es aquí donde se sustenta el asiento y el cojín.

Tanque de aceite

Depósito para almacenar el aceite de la moto. El aceite permite que la motocicleta funcione adecuadamente, en este sistema de lubricación también se encuentran los filtros que mantienen limpio el aceite.

Tanque de combustible

Depósito especial para almacenar la gasolina. Está ubicado encima de la moto, aunque en algunos modelos se encuentra en la parte inferior del asiento.

Luces

El sistema de alumbrado está ubicado tanto en la parte delantera como en la parte trasera del vehículo. No funciona solamente para transitar seguro en la oscuridad, son empleadas para comunicarse entre conductores. Por esta razón, están las luces de freno, de cruce, las de posición trasera, posición delantera y las luces de advertencia de algún peligro.

Guardabarros

Ubicados justo por encima de las llantas. Son protectores para evitar las molestas salpicaduras de agua. Por su función y ubicación son una de las partes que más se ensucian y que debes prestar atención al lavar tu moto.

Tubo de escape

Se encuentra en uno de los lados de la moto, en su parte trasera. Su función es la de eliminar los gases que son quemados con la combustión.

Pedales

En cada uno de los extremos se encuentran los pedales, en la parte inferior de la moto. Hechos en aluminio o en acero. El que se encuentra en el lado derecho es empleado para disminuir la velocidad, cuando se presiona se encienden las luces de advertencia (luces de freno). En el lado izquierdo, se encuentra el pedal para realizar los cambios. La marcha en una moto puede realizarse entre 1 y 6.

Carburador

Se encarga de crear la mezcla de la gasolina con el aire (sustancia carburante) para poder hacer funcionar la moto. Cumple una función de importancia en el encendido de la moto.

Palanca de freno

En uno de los puños se encuentra la palanca encargada de disminuir la velocidad de la moto. Esta palanca acciona los frenos que se encuentran en las llantas delanteras.

Pasos para lavar moto

Para lavar moto correctamente es necesario que sigas los siguientes pasos:

Busca las herramientas necesarios

Para realizar la limpieza de tu moto es necesario que tengas a mano ciertos materiales que te facilitarán la tarea. Estos son:
Detergente neutro.
Esponja.
Paños limpios o bayetas.
Un cubo.
Papel de cocina.
Bolsa de plástico y goma elástica.
Brochas o cepillos.
Agua.
Desengrasante.
Grasa para los contactos eléctricos.
Aceite para engrasar.
Además de estos materiales debes tomar en cuenta que la ropa que lleves puesta se puede mojar y ensuciar. Así que usa una indumentaria que puedas llenar de suciedad o grasa sin problemas, puedes reservar una muda de ropa sólo para esto.

Deja que la moto se enfríe

Como segundo paso, debes dejar que la moto esté totalmente fría y quitar el contacto. Antes de dejarla reposar, debes asegurarte de que el lugar donde la vayas a lavar sea cubierto y no esté a plena luz del sol. Cuando ya esté totalmente fría puedes comenzar por tapar el tubo de escape con la bolsa de plástico y fijarla con una goma elástica, de esta manera no le entrará nada de agua.

Comienza por las partes más sucias

enjabonando moto

Las partes de la moto, que por lo general se encuentran más sucias son las llantas y el basculante, las cuales se pueden limpiar con la brocha y el desengrasante. Ten cuidado de que el líquido no toque las partes más sensible del motor para evitar algún daño. Muchas personas opinan que el desengrasante opaca el brillo de las llantas. Si no te gusta el aspecto que deja ese producto, usa el detergente normal y frota hasta que salga toda la suciedad. Ese sería un buen momento para limpiar la cadena, aunque más adelante te explicaré cómo hacerlo.

Comienza a mojar la moto

Si tienes una manguera mucho mejor, pero si no la tienes puedes usar un cubo. Comienza a mojar toda la moto y a quitar el jabón que fue aplicado al principio. Debes usar suficiente agua, pero siempre teniendo cuidado de no mojarla demasiado. Lo importante es que quites el polvo y el jabón.

Echa el detergente

Con la ayuda de una esponja, vas a aplicar el detergente neutro y a enjabonar toda la moto. El detergente debes disolverlo previamente en agua. Asegúrate de pasar la esponja con el detergente por todas las partes de la moto. En especial, en la cúpula y en los faros de tu moto, por lo general, los mosquitos y los bichos suelen quedarse allí.

Quita el detergente y aplica nuevamente

Para limpiar la moto correctamente es necesario que quites el detergente antes de que seque, así evitarás que queden manchas. Es aquí cuando te das cuenta cuán sucia estaba la moto. El propósito de aplicar nuevamente, es para limpiar por completo la suciedad.
Algunas zonas de la moto son mucho más sensibles y requieren que las limpies con mucho cuidado para no rallarla, por ejemplo, los faros y la cúpula. Cuando veas que el agua del detergente está muy sucia, cámbiala. Cuando veas que toda la moto está completamente limpia es momento de que le eches agua y quites todo el detergente.

Secado

En la limpieza de la moto, uno de los pasos de mayor importancia es el secado. Con la ayuda de un paño limpio o de una bayeta se puede quitar el exceso de agua. Cuando veas que ya está casi seco, pasa la gamuza humedecida. Para un efecto brillante, puedes usar el papel de cocina y terminar de secarla con él. Con una bayeta de microfibra puedes secar los faros y la cúpula.

secando moto

Encerado

Cuando la moto está completamente seca y limpia es el momento adecuado para darle un acabado reluciente y pulcro. Por medio, de una cera especial puedes dar un acabado brillante a las zonas de plástico. Cuando se encera la moto, no solo se consigue que la moto esté brillante y reluciente, también se logra que dure mucho más tiempo limpia. La cera que se aplica ayuda a repeler el polvo.
Para las zonas de plástico mate o metálicas se han elaborados productos para dar ese acabado brillante que tanto gusta. Por ejemplo, existen productos como la silicona en spray que evita la acumulación de polvo. De esta manera ya has acabo de lavar moto. Pero es necesario realizarle algunos arreglos más para que quede completamente limpia.

¿Qué hacer tras lavar la moto?

Llevar la moto limpia no solo te da una buena imagen, sino que también minimizas el peligro de que partes importantes de la moto se dañen por falta de mantenimiento. Por esta razón es que no solo debes conformarte con echarle agua y jabón a la moto. A continuación te muestro que otros pasos debes dar para lavar tu moto correctamente.

Limpia y engrasa la cadena

Anteriormente te contaba que la cadena se puede limpiar junto con las otras partes de la moto, como las llantas. Antes de engrasar la moto, debes limpiarla, no sería nada beneficioso engrasar una cadena que está sucia. La norma general indica que después de los 800 o los 1.000 kilómetros debes realizar el mantenimiento de la cadena. La clave está en limpiarla y engrasarla con productos de calidad.
Es importante que tanto la limpieza como el engrasado estén bien realizados, con el propósito de evitar que la cadena se oxide debido a la acumulación de suciedad. Los beneficios de engrasar bien la cadena de la moto son:
Disminuye la fricción.
La moto no acumulará tierra, piedra o barro.
Cuando vayas a gran velocidad evitarás las salpicaduras.
La cadena está protegida ante la oxidación.
Repelerá el agua.

Mantenimiento del filtro de aire

El aire forma parte de uno de los elementos de mayor importancia, genera la explosión dentro del cilindro y el movimiento del motor. Al succionar aire del ambiente, el filtro de aire solo dejará pasar el aire y no las impurezas o el polvo que vienen con él. Si se llegara a obstruir por la suciedad, entre todas las consecuencias está la reducción de la potencia del motor.
Para evitar esto, es indispensable limpiarlo con productos adecuados y volver a engrasarlo para que cumpla adecuadamente su función. En caso, de que debas cambiarlo, es un buen momento para hacerlo. Dependiendo del tipo de filtro que tenga la moto, la manera de limpiarlo cambiará. Después de limpiarlo puedes instalarlo nuevamente en la moto.

Filtro de combustible

El filtro de la gasolina permite que el sistema de alimentación este completamente protegido. Elimina las impurezas que vienen con el combustible. Los fabricantes recomiendan que el filtro de combustible sea remplazado por uno nuevo, cada 60.000 kilómetros. Sin embargo, para que el funcionamiento del filtro sea el mejor, lo aconsejable es que, cada 30.000 kilómetros sea remplazado por uno nuevo.

Filtro de aceite

El filtro de aceite en una moto retiene cualquier tipo de impureza que pueda ensuciar el aceite lubricante. Funciona como una barrera que impide que residuos de metales lleguen al motor. El filtro de aceite de moto es bueno cambiarlo cuando esté drenando el aceite, con una llave inglesa puedes aflojarlo. Quita el filtro y el cierre. Toma el nuevo filtro y límpialo para instalarlo asegurándote siempre que el cierre este lubricado con el aceite nuevo. Esto se hace para asegurar que quede hermético, de tal manera que no haya riesgo de que se desate el cierre.

Limpia el carburador

El carburador es como el corazón de la moto. Esta pieza de la motocicleta se encarga de preparar la mezcla de aire y combustible en el motor de gasolina. Por esta razón, es muy necesario que se mantenga completamente limpio, tanto por dentro como por fuera. Es una pieza sumamente delicada, por lo que debes tener mucho cuidado a la hora de realizar el mantenimiento.
Lo primero que necesitarás para limpiar el carburador es un litro de gasolina, producto limpiador de carburador, un paño limpio y un cepillo. Una vez que hayas separado el carburador de la moto, debes comenzar a limpiarlo. Mezclando la gasolina con el producto especial para carburadores vas a agarrar el cepillo y comenzar a frotar las partes metálicas, con movimientos suaves. Cuando termines de limpiar, ponla en lugar libre de polvo para que se seque. Las partes que son de plásticos puedes limpiarlas con el trapo húmedo y luego uno seco.

Beneficios de limpiar correctamente el carburador de tu moto

El motor responderá de mejor manera.
Se consume mucho menos combustible.
Disminuye la producción de gases contaminantes.
Estabiliza el régimen del ralentí.

Limpiar los discos de freno

Para dejar la moto completamente limpia es necesario que limpies los residuos que se acumulan en los disco de freno. Puedes escoger uno de los tantos productos que se han elaborado para limpiar los frenos. Estos productos son desengrasantes y no contienen cloro.

Limpieza de las piezas de piel

La limpieza del sillón es fundamental para que la moto se vea totalmente reluciente. Junto con un trapo limpio y un producto que logre nutrir, limpiar y revitalizar la piel del sillón de tu moto. El mantener limpia estas piezas de piel es importante ya que protegen de roce o de la pérdida de color, además, repelen el agua.

Consejos para lavar tu moto correctamente

Al lavar la moto debes tener en cuenta los siguientes consejos:
No uses agua caliente, cuando quieras quitar los restos de arena de playa, el agua caliente junto con la sal, provocan un aceleramiento de corrosión en las partes de aluminio o de hierro.
Evita usar productos en plena exposición al sol. La composición química de estos productos puede ser corrosiva. Por ello es aconsejable, dejar enfriar la moto y ponerla donde no le pegue mucho sol.
Al limpiar la cadena ten en cuenta que es necesario que quede muy limpia pero, no se debe usar agua a presión para acelerar el proceso. La razón se debe a que, cuando se usa agua a presión, esta entra en partes que luego resulta muy difícil secar. Lo que causa daños en la moto. Para limpiarla correctamente puedes emplear un cepillo o brocha y desengrasante o gasoil. Con esto quedará completamente limpia para poder engrasarla.

Otras sugerencias que puedes implementar

Para que las llantas queden limpias, no será suficiente el aplicar agua a presión. Se requiere de que se cepille junto con detergente u otro producto limpiador.
Usa paños de microfibra para limpiar las pantallas, de esta manera no dejarás ralladuras en estas.
Para que los mangos y las otras partes de la moto que son de goma duren, debes limpiarlas. Para ello, puedes comprar spray de silicona para gomas.
Presta atención a los productos de limpieza que emplees, mientras más potente, serán mucho más agresivos con las piezas. Por ejemplo, los desengrasantes pueden hacer que las piezas de carenado se pongan quebradizas. Por esta razón, se recomienda que se diluya el producto con agua antes de aplicarlo en las piezas de la moto.
Debes limpiar correctamente las piezas de la moto que son metálicas. Primero, para evitar la corrosión y garantizar su duración. Segundo, porque se ven físicamente brillantes.
Algo fundamental cuando vas a lavar la moto es secarla muy bien. Si no lo haces, la humedad irá dañando las partes eléctricas y generará corrosión.
Para terminar el proceso de lavado, revisa la presión de los neumáticos. Haciendo esto, tu vehículo quedará en perfectas condiciones para que lo saques a dar una vuelta.

Post relacionados

¡Pide presupuesto y Financia tu Wilock! Descartar