En España cada siete minutos y medio se produce el robo de una moto y 85% de estos robos se llevan a cabo en el garaje.

Además, las estadísticas confirman que se realizan más robos en los garajes individuales que en los comunitarios. De manera que usar un antirrobo de moto para garaje es una forma práctica de proteger tu vehículo de dos ruedas.
Si tienes una moto de alta gama en casa, querrás cuidarla y protegerla de aquellos cacos que viven por lo ajeno. No dejes de leer este post en el que te explicaré todos los detalles sobre los mejores antirrobos de moto para garaje y cómo escoger el más adecuado para tus necesidades.

La importancia de un buen antirrobo de moto

Los estacionamientos comunitarios suelen tener mayores medidas de seguridad. Entre ellas cámaras, vigilantes y además son más frecuentados por personas. La intimidad que ofrecen los garajes individuales crea el ambiente perfecto para los que tienen malas intenciones y buscan apropiarse de lo ajeno. Esto es lo que precisamente ha venido sucediendo recientemente y con frecuencia.
Tu moto puede ser el próximo objetivo en la lista de los cacos. Así que la mejor forma de que puedas proteger una de las propiedades más preciadas, como tu moto, es comprando un antirrobo para evitar que puedan llevársela. Pero ¿qué es precisamente el antirrobo para garaje?
El antirrobo de moto para garaje, es un tipo de sistema de seguridad que impide el robo de este vehículo de dos ruedas cuando está estacionado en el garaje. Existen varias formas de proteger una moto, pero los sistemas fijos o de anclaje son la mejor opción en estos casos.

 

Los mejores tipos de sistemas antirrobo de moto

Existen en el mercado una gran variedad de mecanismos para proteger tu moto, algunos exclusivos para el garaje y otros que pueden usarse tanto en el garaje como en la calle. Si posees una moto de calidad o una más sencilla pero que no te gustaría que otro la hiciera suya sin permiso, entonces debes conocer los tipos de sistemas antirrobo para moto que están disponibles. Y si aún no tienes ningún sistema antirrobo te recomiendo encarecidamente lanzarte a comprar el que se ajuste a tus necesidades. Quedas advertido!

Alarma antirrobo

 

mando-alarma-moto

Bloqueo de moto mediante alarma

El sistema de alarma antirrobo debería estar instalado en cada moto. Las alarmas más actuales tienen mandos para diversidad de funciones. En algunos tipos de alarma es posible saber cuál es el estado de la moto, si hay movimientos extraños y hasta encender y apagar el motor vía remota.

Es un método bastante efectivo porque para hacer la desactivación requiere saber dónde se encuentra instalada y tener ciertos conocimientos para desconectarlas. El inconveniente más relevante es que algunos ladrones más preparados las anulan a través de inhibidores de frecuencia.

Por lo general consisten en horquillas o discos que al mismo tiempo traen integradas potentes alarmas sonoras. El movimiento más mínimo que se produzca con el antirrobo instalado, activará la alarma que sonará estridentemente. El sonido alertará a quienes estén alrededor, también evita que olvides quitar el disco del freno.

Candados en forma de U y cadenas

 

candado en forma de u

Con un buen candado podrás impedir que se lleven tu moto cuando hagas alguna parada corta en la ciudad. Se puede anclar la moto colocándola junto a alguna estructura urbana fija. Es el método más empleado por moteros y ciclistas en general, seguramente ya tengas más de un candado por casa. Cómo ya sabrás los candados no son completamente seguros y con las herramientas adecuadas resultan vulnerables.

Para su correcto funcionamiento debes asegurarte de que al colocar el candado queda bien cerrado. Y que une al mismo tiempo las dos barras de la horquilla de tu moto y uno de los palos del radio de la llanta. Esto dejará bloqueada por completo la moto. Dependiendo del modelo de candado, también es posible unir la llanta a una de las barras del basculante o a uno de los amortiguadores.

La ventaja de comprar un candado como sistemas de seguridad para motos es que son ligeros, se pueden transportar junto a la moto y sirven también para anclarla a algún punto fijo haciendo uso de cadenas.

 

Pinzas de disco

El antirrobo de disco es muy utilizado por ocupar poco espacio, ser ligero y fácil de transportar en la moto. Funciona mordiendo el disco de frenado de la motocicleta, puede ser el trasero o el delantero, impidiendo que la rueda gire. Dependiendo del modelo, también pueden utilizarse para cerrar las cadenas.

Con este mecanismo, no podrán llevarse la moto a pie. De su calidad dependerá el aguante que tenga la pieza antirrobo.

Es importante que no pongas en marcha la moto sin haber retirado el antirrobo de disco. Hacerlo trae graves consecuencias para los frenos. Es por ello que los hacen de colores llamativos o con cintas y cables que se colocan en el manillar y sirven de recordatorio.

 

antirrobo de disco

Sistemas para bloquear el manillar

Es una especie de cadena que pasa por el asiento y va fija al manillar. Su efectividad radica en que el manillar queda bloqueado y los ladrones deberán cargar la moto para llevársela, nada cómodo realmente. Resulta útil para dejar el casco candado junto a la moto sin que nadie pueda llevárselo.

Una vez que se estaciona debe engancharse de forma fija a un extremo del manillar. Está claro que este no es el mejor antirrobo de moto, es más bien una medida preventiva, a modo de candado, que puede usarse en paradas rápidas y lugares relativamente seguros.

 

Antirrobo de Anclaje

La forma más efectiva para evitar que roben una moto es fijarla a un elemento que no pueda moverse. Por esta razón hay marcas que ofrecen sistemas de antirrobo que se pueden anclar en el parking reservado para ti o en el garaje de tu casa. Estos tienen tornillos de seguridad que no pueden ser desmontados, están hechos de acero reforzado y pueden instalarse directamente en una pared o en el suelo.

Hay modelos sencillos de anclaje pero existen unos en particular que son un verdadero artilugio de seguridad. Este es el caso de Wilock el mejor antirrobo de moto del mercado. ¿Por qué lo decimos? Te lo explicaremos más adelante, primero conoce mejor este producto que puede ser la forma más efectiva de evitar el robo de una moto.

 

Comprar un antirrobo de moto para garaje tipo anclaje

A parte de los tipos de antirrobo ya mencionados existe el sistema tipo anclaje. Hay varias modalidades como argollas que van fijas al suelo o a la pared hechas de acero resistente. Sin embargo hay un antirrobo único para garaje, por su forma y la manera en cómo se coloca. Un ejemplo típico y destacado de estos sistemas es el antirrobo Wilock.
Se trata de un cajón metálico donde se coloca la moto y que al mismo tiempo se fija al suelo o a la pared. La estructura en forma de cajón está hecha de hierro reforzado y es muy pesada. Posee tornillos especiales de seguridad para hacer anclaje en el piso.
Sacar el vehículo o incluso el propio anclaje resulta de por sí complicado cuando está presente esta clase de antirrobo. Es un sistema que, por sí solo o combinado con otro, puede ser un verdadero éxito.

 

¿Cómo funciona el antirrobo de moto para garaje tipo anclaje?

Los anclajes antirrobo para moto tienen una forma de funcionar sencilla pero muy eficaz. La mayoría de ellos poseen una estructura pesada que va fija al suelo y que a su vez posee una ranura por donde se coloca la llanta delantera y esta entra hasta que se cierre la cerradura o el candado que posee.
Una vez que introduces la llanta delantera en el antirrobo la moto quedará trancada, al punto de que sacarla va a ser bastante complicado. En el garaje este tipo de elemento de seguridad será de gran ayuda para implementar medidas preventivas que eviten el robo de tu moto. Como ya te mencionamos, se pueden encontrar antirrobos tipo anclaje que no poseen el cajón. Pero esto efectivamente hace que sean menos eficaces y generen menos confianza.

 

antirrobo de moto para garaje

¿Cómo funciona el Wilock?

 

Consejos a la hora de comprar un antirrobo de moto

Las motos son vehículos que atraen mucho a los ladrones, escoger un buen lugar para guardarla es esencial para asegurar que nadie se la lleve. Es posible que debas dejar tu moto en un garaje sin vigilancia o, peor aún, en un estacionamiento público. Si estás buscando comprar un antirrobo para alguno de estos casos, te recomiendo estas sugerencias para escoger el mejor:

Debe ser un antirrobo confeccionado en un material resistente y difícil de romper. El hierro reforzado con un grosor ancho es lo ideal. El cajón de metal no debe presentar uniones vulnerables que permitan introducir herramientas en el interior.

El candado debe quedar resguardado y la llanta también, esto evita que alguna herramienta muy potente corte estos sistemas de seguridad. Los candados blindados de buena calidad son las mejores opciones en estos casos. Una cerradura Mul-T-Lock vendría perfecta. Debe tener tornillos de seguridad para realizar un anclaje de confianza.

 

Beneficios de usar un sistema de anclaje frente a un simple candado

Te recomiendo no confiar que tu moto estará segura sin ningún mecanismo antirrobo de calidad. Las estadísticas demuestran que la mayoría de las personas deciden invertir en un antirrobo para moto cuando ya han sufrido la pérdida de su vehículo. No suena como algo justo, ¿Por qué arriesgarte a perder tu moto si hay formas de protegerla?

Cuando decides comprar un anclaje antirrobo como el diseñado por Wilock, puedes tener la tranquilidad de que tu moto estará protegida y no podrán llevársela. En el peor de los casos, que intenten despiezarla, no les darás el gusto a los ladrones de llevársela completa. Al fin y al cabo, el asunto es ponérselo difícil y no ponerles tu moto en bandeja.

Otro beneficio de tener un antirrobo es que mientras los cacos intentan sacar la moto lo más probable es que se active la alarma, si la tiene. También puede que hagan mucho ruido al intentar sacarla, lo que alertará a quienes están alrededor. Si tu moto está asegurada, puede que el seguro cubra los daños causados en algunas piezas en el intento de robo. Mientras que si optas por un candado o cadena el proceso de robo les llevará menos de 5 minutos. Ya que la mayoría de candados pueden cortarse fácilmente con una cizalla.

 

Decide comprar el mejor anclaje antirrobo de moto para garaje

Comprar un buen antirrobo implica un gasto que puede ser excesivo en tu presupuesto. Pero ten en cuenta que la calidad y la seguridad tienen su precio. Además debes valorar en que circunstancias será mayor la pérdida: Si decides comprar un antirrobo de calidad o si te roban la moto. Desde luego la última opción implica un desembolso más alto. Por ello, si vas a comprar un anclaje antirrobo de moto para garaje te aconsejo invertir en calidad. A la larga seguro que notarás la diferencia.

 

¿Son seguros los anclajes antirrobo de moto para garaje?

Todos los sistemas antirrobo para moto como candados o cadenas pueden ser en algún momento manipulados. La diferencia de seguridad entre uno y otro radica en la calidad de los materiales y el grado de resistencia que opone a los ladrones. Mientras más difícil sea de romper menos probable es que los cacos quieran intentar robar la moto.
Sistemas antirrobo como el caso de Wilock pueden ser difíciles de abrir. Aunque siempre puede pasar que intenten llevarse tu moto, puede que desistan si se lo pones muy difícil.

 

¿No es suficiente un candado o una cadena para proteger tu moto?

Esta es una duda que muchos tienen ¿Por qué comprar un anclaje tan robusto y para algunos exagerado? Lo primero que debes recordar es que nada es exagerado cuando intentes proteger tu moto y evitar que te la roben. Los anclajes robustos no pueden siquiera compararse con una argolla o una cadena.
Funcionan de forma muy diferente, una argolla unida al suelo implica el uso de una cadena y este punto siempre será vulnerable. La cadena puede ser muy resistente, pero una cizalla o una radial pueden ser suficientes para romperla. En cambio, vulnerar un antirrobo del nivel de Wilock por ejemplo, es bastante complicado. La cizalla no puede hacerlo y la radial sería muy ruidosa, además gastarían muchos discos de corte y lo más seguro es que acaben dañando la moto.

 

Cómo evitar que roben tu moto si tienes un antirrobo de anclaje

Es importante que de vez en cuando revises con cuidado el cajón antirrobo, para verificar si lo han manipulado o no. La vulnerabilidad de este tipo de mecanismo de seguridad es más evidente cuando la moto no está dentro. Pueden manipular el candado de tal forma que lo dañen y dejen inservible. Pero no debes temer porque en caso de que así sea puedes darte cuanta al momento de bloquear la moto ya que no será posible hacerlo.
Te recomiendo que tampoco te preocupes exageradamente por este último punto de los anclajes. Esta clase de antirrobo suele ser pesadísimo y, aunque no esté anclado, la robustez es tal que dificulta moverlo. Incluso hay personas que deciden no anclarlo al suelo por razones personales.

 

¿El sistema de anclaje cabe en el garaje?

Si tu moto cabe en tu plaza de garaje, entonces el antirrobo también. De hecho ahora la moto entrará, mejor porque no tienes que usar la pata de cabra para estacionarla. En caso de que sientas que el espacio es reducido, puedes optar por un accesorio giratorio (exclusivo de Wilock) que evita hacer maniobras para colocar la moto dentro del antirrobo.

 

¿Se puede anclar un antirrobo de garaje en la plaza que me corresponde?

Si la plaza es propia puedes hacerlo sin inconvenientes, mientras no vaya en contra de algún estatuto de la comunidad. Esto no es un problema en casi el 100% de los casos. Puede considerarse que el antirrobo es un accesorio más de las motos, aunque no sea tan ligero y pese casi 120 Kg.
Es posible que haya inconvenientes cuando se estacionan en una sola plaza dos vehículos a la vez. A veces son por estatutos de la comunidad o por el seguro de incendios. Por ejemplo si ocurriese un incendio, la póliza solo cubre uno de los vehículos.
En caso de que la plaza sea alquilada, debes preguntar a quien te alquile el espacio. Todo depende del acuerdo al que llegues con el dueño de la plaza. En todo caso, cuando retiras el antirrobo no quedan rastros de los tacos.